Quiénes somos



Somos una pyme, Ramabiceos, SL, de carácter familiar que inicia su actividad oficial en agosto de 2015. Contamos con un olivar muy  joven cuya plantación se inicia en 2011 y terminando en 2012, por transformación de un antiguo campo de limoneros.

Nuestro olivar ecológico ha sido declarado como tal por el Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia en julio de 2018 tras tres años de transformación de agricultura tradicional a agricultura ecológica.

Tenemos una almazara ecológica donde elaboramos  nuestro aceite lo envasamos  y lo comercializamos sin la intervención de terceros, por lo tanto, nuestras manos artesanales están detrás de nuestra marca de aceite Veteris Sabor®.

Nuestra actividad consiste en obtener un producto extraordinario, y nada común, que ofrecemos a nuestros clientes. Para ello no apostamos por cantidad ni por precio, sino por calidad.

Tal como dice el investigador y doctor Gaforio "Para obtener un aceite de calidad, lo primero es cuidar la calidad de la aceituna"; efectivamente esto es así y en nuestro caso la apuesta es ganar cuota de mercado a base de ofrecer aceite de calidad extraordinaria.

Nos dirigimos a consumidores que disfruten de cierto poder adquisitivo o que tengan como prioridad consumir productos sanos y saludables en los que se haya intervenido lo mínimo, y que antepongan como prioridad la salud.

Nuestro aceite se elabora con aceitunas de nuestro olivar ecológico exclusivamente. En el cuidado del mismo no se emplea productos químicos de síntesis, por lo tanto ni el suelo ni el arbolado ni el fruto contiene restos de esta naturaleza. Los productos empleados, tanto para fertilizar como para la salud vegetal, son de origen mineral y orgánico.

Para el combate contra plagas y enfermedades se recurre a la lucha biológica con suelta de insectos aliados como son la crisoperla canea, así como el empleo masivo de trampas con atrayentes y feromonas.

Recolectamos temprano, entre octubre y noviembre, cuando la aceituna tiene más propiedades saludables. No recogemos aceitunas del suelo, sólo de vuelo y a “ordeño”, es decir que cuelguen del árbol y a mano, envasamos en cajas rígidas y en pequeñas cantidades para que el fruto no se dañe por sobrepeso.

En la almazara se aplica el principio de intervención mínima, que consiste en molturar en 24 horas desde la recolección, batir sin superar los 27º de temperatura, prensar (que no centrifugar), separar el aceite del agua vegetal y, en 6 horas máximo, a los depósitos definitivos de acero para el decantado largo; sin más artificios.

La calidad de nuestro aceite está controlada por el Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia y por el Panel de Carta de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y, además, el correspondiente Boletín de Análisis realizado por el Laboratorio Agroalimentario de Córdoba, documentos que se pueden consultar en la sección de Documentos de nuestra web.